Tu carrito
Icono Cerrar

Luis Carrillo

Luis-Carrillo

 

Cuando las pocas iglesias cristianas fueron abandonadas después de la conquista, los Huicholes por respeto a otras creencias decidieron cuidar las estatuas de sus santos y a pesar de que tenemos centros ceremoniales propios, los Huicholes vivimos en ranchos aislados con nuestras familias en vez de en Poblados, lo cual ha permitido que conservemos nuestras creencias y tradiciones a través de la representación de nuestra artesanía.