Tu carrito
Icono Cerrar

Esteban Hernández-El Colibrí

Esteban-Hernandez

 

Nuestro taller comenzó en San Martín, Oaxaca y comenzamos con la talla de mascaras de madera que se usaban en el carnaval de la comunidad para hacer referencia a los chamanes de nuestra cultura zapoteca- Los abuelos nos contaban sobre los nahuales y tonas que eran seres con dones especiales que cada una de las personas tenemos al nacer a través de un animal protector (tona) que te acompaña y protege toda la vida. Antiguamente en las puertas de las casas se tiraba ceniza por la noche, para que a través de las huellas supieras cual era el tona de un bebé (armadillo, coyote, jaguar, etc.). Hoy en día los alebrijes son pintados con pintura acrílica y algunos pigmentos naturales, utilizando técnicas que se han heredado por generaciones, dentro de las cuales destaca el puntillismo con diseños de escamas, flores y degradaciones mostrando la simbología zapoteca.